El segundo paso es idear una solución al problema